jueves, 18 de octubre de 2018

"Arte y Mito. Los dioses del Prado", en el Museo San Telmo de Donostia

P.P. Rubens: Diana cazadora  1617-1620

El Museo San Telmo de Donostia/San Sebastían se ubica en el casco viejo de la ciudad, en un antiguo convento dominico del siglo XVI, Monumento Nacional desde 1913, rehabilitado y ampliado en 2011 por los arquitectos Nieto y Sobejano. Es un museo etnográfico sobre la sociedad vasca,  en el que destacan los 11 lienzos del pintor Josep M.Sert, situados en la iglesia del convento, además de ser también museo de Bellas Artes, con obras de artistas tan importantes como Rubens, Tintoretto, Zuloaga, Chillida, Oteiza, entre otros. 
He tenido la oportunidad de visitarlo hace unos días, y de admirar el conjunto histórico de iglesia, claustro y torreón, y su colección, además de la exposición temporal Arte y Mito. Los dioses del Prado, organizada por el Museo Nacional del Prado, junto con la Obra Social "la Caixa" y el Museo San Telmo, y que se podrá visitar hasta el 28 de octubre de 2018.
La muestra, comisariada por Fernando Pérez Suescun, hace un recorrido por los mitos clásicos grecorromanos y su representación en el arte, desde el s.I a.C hasta finales del s.XVIII, a través de 50 obras, todas ellas procedentes del Museo del Prado: pinturas, esculturas, cerámicas...algunas anónimas y otras de autores como Zurbarán, Ribera, Rubens...
Está organizada en 8 secciones temáticas: "Una historia que contar", "Los dioses del Olimpo, "Espíritus libres", "Amor, deseo y pasión", "Faltas y castigos", "Metamorfosis divinas y humanas", "Héroes" y "La guerra de Troya", en las que se hace un repaso a estos relatos sobre dioses, semidioses y su relación con los hombres, que sirvieron para explicar el mundo de entonces, y que han sido fuente de inspiración para el arte y la literatura.
Una buena ocasión para revisar estos mitos, origen de nuestra cultura, en esta estupenda selección de obras.
Taller romano: Prometeo y Atenea crean al primer hombre  185 (mármol)
Theodoor van Thulden: Apolo persiguiendo a Dafne  1636-38 (óleo sobre lienzo)
Zurbarán: Hércules y el can Cerbero 1634
P.P. Rubens: Vulcano y el fuego  S.XVII   (óleo sobre lienzo)
Anónimo:  Medusa  s.XVII-XVIII  (mármol)
 
Jan Cossiers:  Narciso   1636-38  (óleo sobre lienzo)
Erasmus Quellinus: El rapto de Europa  1636-38  (óleo sobre lienzo)
 

lunes, 15 de octubre de 2018

"EFTI, Modos de mirar", en Conde Duque de Madrid. Pensar la imagen...



EFTI (Centro Internacional de Fotografía y Cine) celebra sus 30 años de existencia con la exposición  colectiva de fotografía EFTI, Modos de Mirar, que hemos podido ver hace unas semanas en el Centro Cultural Conde Duque de Madrid. 
La muestra, comisariada por Nerea Goikoetxea, nos presenta la mirada de 61 autores y autoras, tanto profesores como alumnos, que han pasado por esta prestigiosa escuela a lo largo de tres décadas, entre los que están Premios Nacionales de Fotografía como Alberto García-Alix, Isabel Muñoz, Cristina Garcia Rodero, Chema Madoz, Ouka Lele, Gervasio Sánchez, Manuel Vilariño, junto a otros como Ciuco Gutiérrez, Eduardo Momeñe, Javier Vallhonrat Pierre Gonnord, José Ramón Bas o Juan Valbuena...
Son distintas miradas de autores, con procesos creativos y estrategias diferentes en el compromiso con sus obras, y que hablan desde la distancia o desde dentro, con voluntad de compromiso social o estética...en un intento de entender el mundo y a ellos mismos, y lanzarnos esa mirada a nosotros, para hacernos preguntas
Algunas son obras inéditas y otras forman parte de procesos abiertos y conviven en el espacio de la Sala 1 de Conde Duque con instalaciones, vídeos y fotolibro.
Una exposición muy interesante que refleja la variedad y el compromiso visual de la fotografia española del siglo XXI. Hasta el 28 de octubre de 2018.

David Catá
Oliver Roma
Chema Madoz
Ruth Montiel 

Gervasio Sánchez
Lottie Davies
Jane Evelyn AtwoodLos ciegos
Geray Mena
Cristina García Rodero
Ouka Lele

domingo, 14 de octubre de 2018

Dadá ruso. 1914/1924, en el Museo Reina Sofía de Madrid


Ilin (Nal): Futurismo en un pueblo  1914 (acuarela sobre papel)

"Nosotros hemos abandonado el Futurismo, y nosotros, los más valientes entre los valientes, hemos escupido en el altar de su arte"   (Kazimir  Malévich  1915

El dadaísmo fue un movimiento cultural y artístico que surgió en el contexto de la Primera Guerra Mundial, como reacción al sinsentido de la guerra y al orden burgués establecido, y que artísticamente se manifestó como rechazo del arte convencional, incluidos los otros vanguardismos.  Arte provocador, sin lógica, en el que no hay reglas fijas y en el que todo se puede cuestionar, precedente del movimiento surrealista. Se gestó en Zurich (Suiza) en 1916, de la mano de Hugo Ball y de Tristan Tzara, y fue este último el que dio nombre al movimiento al encontrarse con la palabra dadá al abrir un diccionario al azar, término casual, sin significado especial (¿'caballo', doble afirmación en ruso, balbuceo infantil...?).
La exposición Dadá ruso. 1914-1924 que se puede ver actualmente en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, se centra en el contexto artístico de la Rusia anterior y posterior a la Revolución, hasta la muerte de Lenin, acercándose al arte ruso de vanguardia, no ya desde el Futurismo como se ha hecho hasta ahora, sino a través del lenguaje del Dadaísmo. 
La muestra, comisariada por Margarita Tupitsyn, presenta casi 500 obras, de distintas técnicas y materiales:  pinturas, dibujos, collages, fotografías, películas, audios, documentos y publicaciones, de unos 90 artistas rusos y de otros países europeos como:  Kazimir Malévich, Vladímir Mayakovski, El Lisitzki, Olga Rózanova, Varvara Stepánova, Vladímir Tatlin, Iván Puni, Aleksandr Ródchenko, Iliá Zdanévich, Natalia Goncharova o Francis Picabia, Kurt Schwitters, Man Ray y Tristan Tzara, entre otros.
En las obras de esta exposición podemos ver cómo los artistas rusos de estos años adoptaron las características del lenguaje dadaísta: el rechazo del arte clásico, el uso de la ironía y del absurdo, la fusión de lenguajes...a través de carteles, manifiestos, collages, diseños de figurines, pinturas,etc...
Organizada en 3 secciones:
  1. Desde 1914, comienzo de la 1ª GM, a la revolución rusa de 1917. Reacciones ante la guerra y primeras manifestaciones protodadás: la ópera "Victoria sobre el sol" (1913), ópera del absurdo, con lenguaje transracional. Primeras exposiciones conjuntas de Malévich, Puni, Olga Rózanova, Tatlin...que presentaron obras de arte no objetivo e instalaciones construidas a partir de "ready-mades". Los artistas rusos, Malevich, Mayakovski, Rózanova... promovieron también campañas contra la guerra a través de carteles y collages. 
  2. De 1917 a 1924, desde el triunfo de la revolución rusa hasta la muerte de V. Lenin. En esta etapa revolucionaria los artistas dadaístas se movieron entre la razón y la sinrazón, el teatro del absurdo y el político, el cine paródico y el propagandístico: Rodchenko, Mayakovski, El Lisitzki...
  3. "Dada Bridge" (Dada Puente), analiza la relaciones de los dadaístas rusos con otros centros dadaístas fuera de Rusia: algunos de ellos - El Lisitzki, Puni, Goncharova...- expusieron en galerías de París, Berlín ( en "Der Sturm"), o en New York, como es el caso del iconoclasta David Burliuk (al igual que Kazimir Malévich, actualmente en sendas exposiciones temporales del Museo Ruso de Málaga, hasta el 3 de febrero de 2019, y de las que hablaremos más adelante).
Interesante acercamiento a las vanguardias rusas, a través del Dadaísmo. Se podrá visitar hasta el 22 de octubre de 2018.

Kazimir Malévich (diseño) y Vladímir Mayakovski (texto) 1914
El carrusel de Guillermo  (litografía)
Vladímir Tatlin:  Relieve de esquina complejo 1915 /reconst. 1982 
(pintura, hiero, aluminio y zinc)
Iván PuniBarbero  1915    (óleo sobre lienzo)
Olga Rózanova: En la calle  1915  (óleo sobre lienzo)
Kazimir MalévichCuatro cuadrados  1915 (óleo sobre lienzo)
Alekséi MorgunovComposición nº 1  1916-17  (óleo sobre lienzo)
Vladimir Tatlin: Cubierta del libro Monumento a la III Internacional de Nikolái Punin
1920  (impresión tipográfica)
Nadezhda Udaltsova: Figura roja  1919
Aleksandr Ródtchenko: Construcción nº 92, sobre verde  1919 (óleo sobre lienzo)
Vladímir Mayakovski: Escenografía y diseño de vestuario para Misterio bufo, Siete pares de impuros  1919  (papeles cortados y pegados, tela, acuarela y lápiz)
Aleksandr Ródtchenko: Detective  1922 (papeles impresos cortados y pegados, gelatinobromuro de plata y tinta sobre papel)
El Lisitzki: Cubierta del libro Una historia suprematista sobre dos cuadrados en 6 construcciones  Berlín 1922  (impresión tipográfica)
Gustav Klutsis: Ilustraciones para la revista Joven Guardia  1924 (litografía)
Kliment Redkó: Sublevación  1924-25  (óleo sobre lienzo)
Iliá Zdanévich: Diseño de carteles 1921
Robert Delaunay: Tristan Tzara  1923  (óleo sobre cartón)

jueves, 11 de octubre de 2018

Jean Dubuffet. "El viajero sin brújula", en el Centre Pompidou de Málaga

"El arte, que debe ser producto del material y la herramienta, ha de conservar el rastro de la herramienta y de su lucha con el material. El hombre tiene que expresarse, pero también la herramienta y el material también". (J.Dubuffet)

"Lo que me impacta de Dubuffet es una voluntad loca, utópica, de crear arte negando toda la herencia cultural anterior. Comenzar desde cero, queriendo trabajar como un niño, como un loco o un hombre prehistórico. La exposición muestra bien esa voluntad".
(Serge Lasvignes, presidente Centre Pompidou)

Jean Dubuffet (Le Havre 1901-París 1985) fue un artista francés, pintor y escultor, que hizo sus primeros estudios artísticos en el París de 1918. Influido por el Surrealismo, y la "Patafísica", fue conocido como creador del "Art Brut" (Arte bruto), con el que defendía la práctica artística de personas no profesionales y sin formación, como marginados, niños, enfermos mentales...que expresan sus sueños y obsesiones sin conocimiento de la técnica. Dubuffet se acercó a un arte infantil, con voluntad de desligarse de la tradición artística, y con la incorporación de distintos materiales a sus óleos, como  arena, piedra, polvo de su taller, cristal, excrementos de cabra o alquitrán.
iTuvo su primera exposición individual en 1944, y fue reconocido internacionalmente con la exposición que organizó el MoMA de Nueva York en 1962, pero no fue hasta después de muerto cuando se le hizo en Francia una gran retrospectiva  en el Centre Pompidou de París, con motivo del centenario de su nacimiento, en 2001.
Jean Dubuffet. El viajero sin brújulaexposición que podemos ver actualmente en el Centre Pompidou de Málaga, toma el nombre de una obra de 1952: "Le Voyageur sans boussole". La muestra hace un recorrido por la obra pictórica de este artista, enemigo de las convenciones pictóricas y sociales, como destaca la comisaria, Sophie Duplaix.
Se presentan más de 80 obras pictóricas, procedentes del Centre Pompidou de París, en una retrospectiva que pasa por las distintas etapas de la trayectoria de Dubuffet,  a través de 4 secciones:
  1. "Más bellos de lo que creen": Figuras y retratos. Primeros trabajos que revelan el interés del artista por los dibujos infantiles, grafitis y "arte bruto".Pertenecen las series: "Un viaje en metro", "Campo feliz", "Retratos", "Cuerpos de damas"...
  2. Las turbulencias de la materia. Obras de la década de los 50 que reflejan sus investigaciones matéricas, "celebraciones del suelo". Litografías de la serie "Phenomenon", y  "Materiologías".
  3. "L'Hourloupe" o la invención de un nuevo lenguaje. De 1962 a 1974 utiliza un nuevo lenguaje pictórico con un número reducido de colores: azul, rojo, blanco y negro, y alternancia de células lisas y rayadas. Serie "Leyendas" y obras como "Tren de péndulos".
  4. "Sitios", "Mires" y "Non-Lieux". Últimas obras, en las que aborda "ideas de sitios" e "ideas de personajes": "Mire G-131" (1983).

Una ocasión excepcional de descubrir a este artista, poco conocido por la mayoría. Ya en los últimos días: hasta el 14 de octubre de 2018.
El viajero sin brújula"   1952  (óleo sobre masonita)
Un viaje en metro  1943  (gouache sobre papel)
Portrait de Dhôtel   1947   (lápiz de grafito y tinta china sobre papel)
El Metafizyx   1950  (óleo sobre lienzo)
La barba de Ormuzd   1959  (óleo sobre cartones encolados sobre lienzo)
Misa de tierra  1959/60   (cartón piedra encolado sobre masonita)
La Giga irlandesa   1961  (óleo sobre lienzo)
Destornillador I  (H 53)   1964   (marcador, bolígrafo sobre papel)
Cadena de memoria III  (EG 130)  1964 (pintura vinílica sobre papel encolado sobre lienzo)
Tren de péndulos  1965  (pintura vinílica sobre papel encolado sobre lienzo)
Mire G 131  1983  (acrílico sobre papel encolado sobre lienzo)
Non-lieux  1984   (acrílicos sobre papel encolado sobre lienzo)