domingo, 21 de agosto de 2016

"Ritos de fiesta y sangre". Pilar Albarracín en el CAC de Málaga


"La artista escoge entre los símbolos de la cultura popular y se posiciona ante ellos, cuestionando la autenticidad que le otorga el paso del tiempo. De repente, aquello que ha sido excusa o pretexto para definir unas señas de identidad se desmorona ante los ojos del espectador, una vez que ha sido manipulado por la artista". 
(Fernando Francés, director del CAC)

Pilar Albarracín (Sevilla 1968) es una artista polifacética, autora de instalaciones, "performances", esculturas, vídeos, fotografías, bordados... conocida fuera de España: ha expuesto en París, Moscú, New York, Tokio, etc. A destacar sus actuaciones performativas. "Tortilla a la española" (1999), "Lunares" (2004), o las instalaciones "Techo de ofrendas"(2004), o "Mandalas" (2012-14). Vive y trabaja en Sevilla y Madrid, y -según F.Francés- es la artista andaluza más conocida internacionalmente.
A partir de ciertos tópicos y esterotipos que se tienen fuera y dentro de España sobre lo español, y sobre las desigualdades sociales y las cuestiones de género, Albarracín pone su mirada cargada de ironia y de humor crítico y deja al espectador que reflexione sobre estos temas. Y lo hace a través de distintas expresiones artísticas, utilizando el color rojo de forma preponderante y con una fuerte carga emocional.
En la exposición "Ritos de fiesta y sangre", actualmente en el CAC de Málaga, comisariada por Fernando Francés, se hace un repaso de las obras de los últimos 15 años. Presenta 10 obras entre las que están la instalación "Asnerías" (2010), donde un burro lee encima de una montaña de libros,  o la instalaciones más recientes: "Mr.Muscle" (2015), o "El Toro" (2015), antiguas máquinas de feria manipuladas en las que nos propone una reflexión sobre arquetipos que representan la fuerza bruta en el entorno cotidiano como el hombre macho o el toro. Utiliza también el bordado, que ella reivindica como práctica artística, en "Paraísos artificiales" (2001), o "Guapa" (2015). Y la fotografía, como en "Prohibido el cante" (2001), con una gitana amordazada...
Para los amantes de los nuevos lenguajes del arte contemporáneo. Se puede visitar hasta el 18 de septiembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario