sábado, 23 de enero de 2016

"Macbeth" en cine. Kurzel / Welles: Rojo sobre negro

"Life's but a walking shadow, a poor player
That struts and frets his hour upon the stage
And then is heard no more. It is a tale
told by an idiot, full of sound and fury,
Signifying nothing."
"La vida no es más que una sombra en marcha; un mal actor que se pavonea y se agita una hora en el escenario y después no vuelve a saberse de él: es un cuento contado por un idiota, lleno de ruido y de furia, que no significa nada"                                                   
                                                                                                   ("Macbeth" Acto V, escena 5)

Acabo de ver la última versión cinematográfica de "Macbeth" (en los cines Albéniz de Málaga) y, no hace mucho, volví a ver la versión de Orson Welles sobre la misma obra por lo que, sin ánimo de poner nota a una sobre otra, sí quiero destacar algunas diferencias entre ellas. Por supuesto que hay otros "Macbeth" en cine: de Polanski, o Kurosawa, por ej., pero quiero centrarme en las de Kurzel y Welles. De entrada, sí quiero aclarar que las dos películas me han gustado y creo que adaptan muy bien -cada una a su manera- la gran tragedia de Shakespeare.
La última versión es una película inglesa de 2015, del director australiano Justin Kurzel (1974), realizador también de "Snowtown" (2011). Llevar a Shakespeare a la pantalla es un gran reto: por un lado se parte de un texto magistral -lo cual siempre ayuda-, pero a la vez siempre se está expuesto a la comparativa con otras grandes versiones, como da le Kurosawa, o Welles en este caso.
¿Cuáles son los puntos fuertes de la película de Kurzel? Fundamentalmente dos:
  •  por un lado, la humanización, el acercamiento, de los protagonistas, Macbeth y Lady Macbeth, con esa tragedia familiar con la que comienza, excelentemente interpretados por Michael Fassbender (reconozco mi debilidad por este actor desde que lo vi por primera vez en "Shame"), y Marion Cotillard.
  • por otro lado, está la apuesta estética, con medios técnicos del siglo XXI, rodaje en Escocia, tanto exteriores como interiores, con ese paisaje tan poderoso, a veces entre la bruma, y bellos planos -algunos a cámara lenta- de escenas de lucha. Y el color rojo que termina tiñéndolo todo...


 Orson Welles  ,realizador también de otras versiones de Shakespeare como "Otelo" y "Campanadas a medianoche/Falstaff", además de estupendas películas como "The Magnificent Ambersons"(El cuarto mandamiento) , "Touch of evil"(Sed de mal), entre otras, realizó "Macbeth" en 1948.  Rodada en E. Unidos -la última película que hizo en su país- en sólo 23 días, con escasos medios y, aprovechando decorados y recursos de otras producciones. 
A pesar de los pocos medios de que disponía, aquí se impone el conocimiento que Welles tenía del teatro de Shakespeare logrando captar perfectamente el espíritu del dramaturgo inglés, y lo hace:
  • a través de una excelente interpretación que hizo él mismo del personaje de Macbeth, acompañado de Jeanette Nolan como Lady Macbeth.
  • con una potente fotografía en blanco y negro, de claroscuro, de John L. Russell, de corte expresionista, y con la música de Jacques Ibert.
Aunque en su día fue un fracaso de crítica y público, se la considera actualmente como una de las grandes versiones de esta tragedia de Shakespeare.

 

Otras versiones cinematográficas destacables han sido las de Akira Kurosawa: "Throne of blood" (Trono de sangre), de 1957, ambientada en el Japón feudal, y la de Roman Polanski, de 1971.


No hay comentarios:

Publicar un comentario