sábado, 9 de mayo de 2015

50 años de "Campanadas a medianoche" (Chimes at midnight), de Orson Welles. Shakespeare en cine.

Shallow: -Jesus, the days that we have seen! Ha, Sir John? Sais I well?
Falstaff: - We have heard the chimes at midnight, Master Robert Shallow.
"Henry IV, Part 2"  (W. Shakespeare)

"Campanadas a medianoche" (Chimes at midnight / Falstaff), película de Orson Welles, de 1965, de la que se cumplen ahora 50 años. Vista en el Centro Cultural Provincial Mª Victoria Atencia de Málaga, con motivo del 18 Festival de Cine de Málaga, seleccionada como "Película de Oro" de esta edición.
Rodada íntegramente en escenarios españoles (Cardona, Ávila, Soria, Casa de Campo...), en una coproducción hispano-suiza, con el empeño especial del productor español Emiliano Piedra. Es la última película que rodó en blanco y negro y la última gran obra que hizo. En ella Welles recrea al personaje shakespeariano de Falstaff (llevado también a la ópera por Verdi), que él mismo representa, que conocía tan bien y con el que se identifica; lector y admirador de la obra de Shakespeare Welles llevó también al cine "Macbeth" y "Otelo". 
En esta ocasión adapta varias obras de Shakespeare ( "Enrique IV", "Enrique V", "Las alegres comadres de Windsor" y "Ricardo II") en un guión que hizo él mismo, y que sitúa la historia en la Inglaterra del siglo XV, en la Guerra de las Dos Rosas, cuando llega al poder Enrique IV (John Gielgud), y en el que Falstaff, (Orson Welles),bebedor, obeso, amante de los placeres, es compañero de correrías del príncipe Hal (Keith Baxter). Después de ganar a los adversarios del rey y, tras la muerte de Enrique IV, el príncipe Hal será coronado como Enrique V, y renegará de Falstaff.
Además de los excelentes actores citados Welles le pidió a Jeanne Moreau que hiciera un corto papel de prostituta, que ella no dudó en aceptar.
Esta película es, junto con "The magnificent Ambersons" una de las preferidas y más personales de Welles. A destacar la expresividad de la fotografía en blanco y negro, con sus juegos de luces y sombras, el montaje (en el que Welles utiliza de forma genial todos los trucos necesarios para conseguir ese estupendo resultado: dobles, inversión de derecha/izquierda, cambio de trajes...) la música y la banda sonora -tan importantes para Welles-, y algunas escenas memorables, como la de la batalla de Shrewsbury -rodada en la Casa de Campo de Madrid-, la parodia que Falstaff hace del rey Enrique IV  en la taberna...
Los temas fundamentales de esta película giran en torno a las relaciones de poder y a la amistad traicionada que, junto con el mundo de la apariencia y de la farsa, y la melancolía por el tiempo que pasa, son temas que se repiten en otras películas de Orson Welles y  también en las obras de Shakespeare, cuya  traslación al lenguaje cinematográfico hace el cineasta de forma magistral.
Película imprescindible para los que amamos el cine y a Shakespeare.


Después de la visión de "Campanadas a medianoche", en la 18 edición del Festival de Cine de Málaga, tuvimos la oportunidad de contar con un coloquio en el que estuvieron invitados "de lujo", como el actor Keith Baxter (príncipe Hal), Luciano Berriatúa, autor de la restauración de la película y Esteve Riambau, director de la Filmoteca de Cataluña, y autor del libro Las cosas que hemos visto. Welles y Falstaff, publicado por Luces de Gálibo, todos presentados por J.A. Vigar, director del Festival.

Esteve Riambau, Keith Baxter, Luciano Berriatúa y J.A. Vigar

No hay comentarios:

Publicar un comentario